10 de septiembre de 2013

Marcha del Pueblo Rapanui (Isla de Pascua, 9 Set 2013)


Masivamente, El Pueblo Maori Rapanui celebró el incumplimiento al Tratado Acuerdo de Voluntades del 09 septiembre de 1888, demandando su Independencia. Desde entonces hasta hoy, han transcurrido 125 años de la celebración del Tratado Acuerdo de Voluntades, en el que dos naciones libres y soberanas, por un lado Chile solamente a 44 años de haber logrado su Independencia de España y la Nación Maori Rapa Nui, máxima expresión cultural de la Polinesia, azotada en esos años por las consecuencias terribles de la sequía, esclavitud y enfermedades europeas. Los sabios Ancestros, viendo la necesidad de buscar aliados, realizaron este tratado aceptando de buena fe el Protectorado y la amistad ofrecidas por Chile, sin embargo, al poco tiempo las autoridades chilenas decidieron unilateralmente arrendar la Propiedad de los Rapanui a una Compañía Inglesa, para luego inscribirla en beneficio del Fisco de Chile, violando los preceptos del Tratado y su misma legislación. 
Por esto, es que hoy el pueblo Rapanui salió a la calle para reclamar lo que en justicia es suyo. No se trata de voluntades políticas, se trata de Derechos. Somos los dueños de nuestra Tierra y Chile tiene la obligación de garantizar el respeto por la investidura de nuestras Autoridades. El espíritu del Tratado se encuentra reflejado en la Constitución Política, en los Pactos, convenios Internacionales de Derechos Humanos, resoluciones 1514 y 1541 de la ONU y así en innumerables normas y jurisprudencia internacional, todos ellos reafirman el Derecho del Pueblo RapaNui a la Administración de sus recursos Naturales, económicos, sociales y culturales. El pueblo Rapanui pide al chileno, saldar su deuda y comenzar un proceso de descolonización como última medida para detener el genocidio silencioso al que se le viene sometiendo hace más de un siglo. Texto tomado de: Rafael Tuki Tepano (Representante electo Pueblo RapaNui). VerVídeo (2min)


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada